8 claves para diseñar una buena app de productividad a la medida

8 claves para diseñar una buena app de productividad a la medida

El experto FileMaker opina: “En el futuro, será tan importante saber diseñar una app como escribir una carta o un ensayo”

Miércoles 22 de junio de 2016 — Albert Harum-Álvarez es un reconocido desarrollador FileMaker, experto en diseñar aplicaciones empresariales a la medida y considerado por sus colegas como un gurú en la creación de apps. En estos días escribe un libro sobre el desarrollo artesanal de software y viaja por el mundo impartiendo una master class para profesionales de las apps.

¿Por qué construir una app de negocios? Harum-Álvarez responde que hay ciertos procesos meticulosos para los que existe software especializado en los que el usuario dedica varias horas de trabajo, por ejemplo, redactar un contrato o diseñar un producto. Por otra parte, hay otras tareas cotidianas o repetitivas que deberían resolverse rápidamente y sin complicaciones. “Es más seguro que utilices una app para la segunda encomienda, que requiere menos consumo de tiempo y quizá es más frecuente su uso”, dice el experto.

Por ejemplo, una app es muy útil para llevar un registro ordenado de mercancías. En un almacén se puede actualizar velozmente la información de un inventario al usar un smartphone que registre el código de barras de cada caja a través de una app. Esto reduce el tiempo de captura y es más eficiente para las empresas que buscan contar con datos precisos y actualizados.

El gurú de las apps dice que una herramienta como FileMaker permite, a quienes no son expertos en software, desarrollar una app a la medida de sus necesidades de negocio. “Tiene una docilidad para llevar de la mano al usuario y producir resultados efectivos y atractivos en menos tiempo que en cualquier otra plataforma. Sin embargo, eso no está exento de una planificación detallada y de incorporar elementos de diseño para la interfaz de usuario”, refiere.

Desde la perspectiva de Harum-Álvarez, las apps crecerán de manera importante y cada vez habrá más diseñadores de ellas. “Será tan importante saber diseñar una app como escribir una carta o un ensayo”, comenta.

8 CLAVES

Harum-Álvarez sugiere 8 claves de diseño al enfrentarse al desarrollo de una app.

1) Conocer al usuario

Es esencial conocer quién será el usuario de la app antes de construirla. “Cuando el diseñador piense o describa su app debe hacerlo en los mismos términos del usuario, como si fuera la persona que la utilizará”, explica.

2) Conocimiento profundo

Es mandatorio que el diseñador tenga claro qué objetivos desea cumplir con la app. “El desarrollador debe plantearse la pregunta: ¿cómo puedo intuir de qué manera el usuario se moverá, paso a paso, dentro de la app? Esto requiere profundo conocimiento del usuario”, destaca.

3) Compañera de la vida

Las mejores apps se vuelven personajes de la vida, no sólo es un programa. Las apps tienen ciertas características que las dotan de vida propia. “Si ves a una persona joven que mira la pantalla de su dispositivo móvil y sonríe, te darás cuenta que está conectada con ese dispositivo, con ese software, como si fuera una persona o una mascota”, anota.

4) Contar una historia

Diseñar una app tiene mucho paralelismo con contar historias. “De hecho, estoy creando un modelo de cómo ocurren éstas, aunque no seamos los autores, pues quien da vida a la historia es el usuario. Así que se necesita la claridad de un buen narrador para comunicar los elementos en la historia y las acciones que ocurrirán”, ejemplifica.

5) Otros recursos

“Es una maravillosa coincidencia que ahora me dediqué al desarrollo de guías y parámetros para el diseño de apps. Me he apoyado en los conocimientos de mis abuelos”, explica. Y es que el abuelo paterno escribió un libro de estilo y diseño editorial, por lo que muchas de las reglas que ahora sigue en el uso de fuentes tipográficas y pantallas se parecen a las propuestas de dicho libro. Del abuelo materno retomó el concepto de funcionalidad, pues él fue carpintero y constructor de casas.

6) Cualquiera puede

Aunque la persona cuente con los conocimientos técnicos y conozca el negocio para el que desarrolla la app, es común que piense que para dotarla de un diseño atractivo y simple requerirá de un gran talento artístico. “Eso es incorrecto. En nuestro trabajo diario usamos reglas sencillas que cualquier persona puede poner en práctica para generar una app efectiva”, desmitifica.

7) Diseños simples

Muchas de las apps exitosas de hoy tienen un diseño que evoca la simpleza infantil. Un ejemplo es la imagen de Betty Boop, un personaje de la tira cómica clásica cuyo pelo largo, ojos grandes y cuerpo pequeño, gusta tanto a niños como a adultos. ¿Verdad que hay apps de productividad con estas características?

8) Diseños que enamoran

“Una app debe ser desarrollada como un juego infantil, que permita retener al usuario como quien mira a un bebé: es mágico, compasivo, tierno, y no puedes dejar de verlo porque estás absorto”, señala. Otro ejemplo, es un animal domesticado, como el perro, en contraposición con un lobo.“Evitemos diseñar apps con mirada de lobo, aquellas que nos atemorizan desde el primer contacto ocular. Diseñemos apps que nos remitan a la simpática mirada de un cachorro”, concluye.

 

Albert Harum-Alvarez es fundador de Small Co., una empresa de desarrollo de aplicaciones de negocio con certificación FileMaker Business Alliance con sede en Miami, Florida, y representación en México, Europa y Asia Pacifico. El multifacético Albert comparte sus conocimientos en diseño y software mediante The Design Master Class, dedica tiempo a la música, es músico de conservatorio, y a diferentes actividades comunitarias.

Comentarios

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *