Blink Me: la nueva aplicación de fotos que se autodestruyen en segundos

Blink Me: la nueva aplicación de fotos que se autodestruyen en segundos

- in Android, Apple-Mac, Apps, Comunicado, Fotografía
1084
0
  • La aplicación creada por jóvenes chilenos ha despertado en poco tiempo el interés de los mexicanos que interactúan en un tono más atrevido mediante imágenes que luego de ser vistas, se esfuman para siempre.

México, D.-F., 6 de junio 2013.- La historia es real. Max Rencoret, estudiante de Ingeniería de la Universidad Católica de Chile, se encontraba de vacaciones fuera del país junto a un primo, disfrutando de la playa y del surf, cuando en una de esas fiestas para no olvidar tomaron una fotografía a un amigo que estaba borracho. Al día siguiente esa imagen fue compartida por Whatsapp y así, en cosa de horas, ya circulaba en Facebook, Instagram y Pinterest.

 

Lo que no sabían Max y su primo eran las consecuencias que esta difusión traería: La novia, la familia y el jefe del amigo vieron la fotografía, y tanto quienes la enviaron como quien aparecía en la imagen se metieron en un gran problema.

 

Pero como de toda crisis nace una oportunidad, Max, junto a Benjamín Molina, Víctor Pellegrini y Delfina Fantini, los socios fundadores de este emprendimiento, crearon Blink Me, aplicación chilena que a través de teléfonos celulares permite enviar imágenes que aparecen por solo segundos y luego desaparecen sin dejar rastro, y que puede ser descargada en sus versiones para Android y iPhone en www.blinkmeapp.com.

Hoy, la aplicación es una realidad, y en cerca de dos meses ya más de  30.000 usuarios principalmente en Latinoamérica, pero también de otros países del mundo descargaron Blink Me en sus celulares para enviar fotografías divertidas, bochornosas o impresentables a sus conocidos. Y esta vez ya no tendrían el problema que tuvieron Max y su amigo, ya que la aplicación permite enviar la imagen con un Blink (se borra casi instantáneamente), con una duración de 3 segundos o de 5 segundos. Luego, desaparece totalmente y no deja registro.

 

Blink Me puede ser usada de muchas formas. El uso más común es el chat de imágenes, que permite compartir instantáneas del momento, las que a su vez no gastan memoria del celular y tampoco lo hacen más lento. También puede ser utilizada para el envío de fotografías de personajes famosos y de farándula, otras más vergonzosas o sexy; o compartir el vestido que una mujer se está probando en el mostrador para que su pareja lo vea.

 

“Hoy cada persona inventa nuevos usos para la aplicación. Hoy todo el mundo comparte sus vidas en las redes sociales sin saber las consecuencias que eso puede tener. Con Blink Me, uno comparte con sus amigos pero de forma privada, sin que quede registro y por tanto no afecta tu reputación”, sostiene Max Rencoret.

 

“Hemos visto con gran alegría cómo nuestra aplicación de expande fuertemente en los países de latinoamérica y sobre todo en aquellos con una gran penetración de celulares, como es el caso de México. Para nosotros este es un mercado sumanente atractivo, ya que nuestra estrategia es ser la aplicación número unos de este tipo en latinoamérica y estamos desarrollando actualizaciones que busquen llegar más cercanamente a esta comunidad”, señala Max.

 

Recientemente la aplicación a incorporado canales para recibir imágenes exclusivas de diferentes temas como: moda, surf, bikini etc., tratándose siempre de fotos atractivas y que vale la pena ver por algunos segundos. Así se han formado diversas comunidades que ven y comparten sin compromiso sus imágenes. Además existe un contacto sorpresa para entretenerse: Blink Me!, al cual si le envían una imagen éste les enviara una de vuelta.

 

El emprendimiento

Al regreso de su viaje, Max, junto a Benjamín, Víctor y Delfina, compatibilizaron estudios y trabajo para poner en marcha rápidamente el desarrollo de Blink Me. Formaron un equipo multidisciplinario y buscaron participar en todo tipo de concursos que les permitiera mostrar su producto y atraer a inversionistas.

 

“Así dimos con el Geek Fantasy Camp, que como premio llevaba  a los emprendedores a Silicon Valley por un mes. Ganamos el concurso, y estuvimos en San Francisco donde validamos nuestro proyecto frente a reconocidos mentores e inversionistas a los que les encanto el proyecto. Paralelamente, el Gobierno, a través de Corfo, nos ayudó con su capital semilla SAF1, lo que nos permitió hacer los primeros prototipos y viajar a Estados Unidos”, cuenta Benjamín Molina.

 

De esta forma, al regreso de Silicon Valley, Blink Me ganó otro concurso, lo que les permitió participar del Demo Day, prestigioso certamen que realiza la Universidad Virginia Tech y en el que representaron a Chile. “Ahí nos medimos con emprendimientos de todo el mundo y obtuvimos altos reconocimientos, entre ellos el premio al mejor pitch”, señala Max Rencoret.

 

Y vinieron más reconocimientos. Ganaron el premio Visión Emprendedora 100K del Banco Santander, el Gobierno les otorgó un nuevo capital semilla SAF2, y obtuvieron su primera inyección de capital privado por parte de inversionistas ángeles chilenos.

 

“El equipo ha ido creciendo. Hoy Blink Me cuenta con siete personas trabajando a tiempo completo, más una serie de colaboradores que nos apoyan externamente en distintos ámbitos estratégicos del negocio, que son relevantes en la etapa en la que nos encontramos y también para el objetivo que apuntamos, que es convertirnos en la aplicación N°1 en su tipo de América Latina”, señala Víctor Pellegrini, cofundador.

 

Comentarios